Máquinas flejadoras automáticas y manuales

CLICA SOBRE LA IMAGEN DE LA MÁQUINA PARA VER LAS ESPECIFICACIONES TÉCNICAS

El catálogo de Italdibipack cuenta con las tres grandes soluciones que existen en la actualidad, a excepción de las flejadoras manuales, que no vendemos debido a sus bajas prestaciones.

 

Las primeras son las flejadoras semiautomáticas, que son las más prácticas y fáciles de usar, así como las que ofrecen una relación de calidad-precio más ajustada. Requieren de la presencia de un operario, pero permiten insertar flejes en paquetes de muy diferente tamaño de forma bastante rápida y cómoda, pues cuentan con tarjeta eléctrica de mando, tecla de reset de serie, motor autofreno y otras muchas funcionalidades.

 

Por otro lado están las flejadoras automáticas, que son las más sofisticadas porque transportan el paquete hasta la zona de fleje, cuentan con mandos para el operario y se accionan por medio de pedal o tecla, entre otras funcionalidades. Además, contamos con una solución de alta velocidad, pues permite accionar el sistema de flejado por medio de célula fotovoltaica y dan la posibilidad de una carga automática de la bobina.

 

Por último, mención especial a las flejadoras semiautomáticas de palets, que se emplean para fijar la carga de un palet: su uso es muy fácil y efectivo gracias a su lanza motorizada retráctil, a su sistema de soldadura por lama térmica o a su tecla reset, entre otras ventajas.

 

Conoce algunas de nuestras máquinas flejadoras automáticas destacadas:

Deltareg

Flejadora semiautomática estandard: sencilla, robusta, de baja manutención, disponible en el modelo abierto o cerrado.

Deltareg AA 132

Las máquinas flejadoras semiautomáticas son particularmente adecuadas para resolver los problemas de empaque de palets pequeños.

Equipada con bayoneta que se puede cerrar a 90º, permite ahorrar espacio cuando no se utiliza. Con sus cuatro ruedas pivotantes permite un posicionamiento rápido de la máquina, facilitando la entrada en el palet a través del palet para ser atado. Simplemente toca insertar el fleje en la abertura prepuesta para activar el ciclo de flejado. La soldadura se lleva a cabo por fusión de esta, por efecto de una cuchilla caliente cuya temperatura, ajustable, se mantiene constante gracias a un termorregulador.

Tensión ajustable electrónicamente y salida del fleje regulable a través de un potenciómetro.

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio
© ITALDIBIPACK POINT SL

Llamar

E-mail

Cómo llegar